el equipo de fútbol de argentina llega a una final mundialista después de no sé cuánto tiempo y mientras la gente grita y festeja y rie y ...

brasil decime

el equipo de fútbol de argentina
llega a una final mundialista después de no sé cuánto tiempo
y mientras la gente grita y festeja y rie y llora
afuera por las calles
solo en mi departamento pienso en Juan, mi papá
al que no veo hace dos años
pero con el que hablo cada tanto por teléfono
y tengo el impulso de llamarlo para decirle
“seguro estás contento”
y contarle que me estaba acordando mientras escuchaba los festejos
de cuando argentina ganó el mundial 86 y él me llevó
a saludar a la gente que viajaba en el tren diésel que pasaba cerca de casa
ahí en Merlo Gómez
y la gente asomada por las ventanillas gritaba reía lloraba
y llamarlo para escuchar que él me diga que recuerda
cuando veíamos el mundial del 78 en el comedor de ladrillos rojos mal revocados
esos ladrillos rojos que permitían ciertos trucos
como el de poner en el baño la pasta dentífrica en alguno de sus agujeritos
sin necesidad de botiquín ni nada
veíamos el mundial en esa la única casa que compartimos
veíamos el mundial en el televisor blanco y negro
y escuchar que recuerda que yo con tres años y medio
gritaba los goles sentado en sus rodillas
y aunque mi viejo al que siempre llamé Juan es fanático de Boca Juniors
y a mí el fútbol no me interesa
lo llamo mientras en la calle la gente grita llora ríe y canta

“¿qué se siente tener en casa a tu papá”

0 comentarios:

cada vez que nos cruzamos por ahí estás enamorado de otro como la noche en que cogimos por primera vez y me dijiste: "para mí...

lover boy

cada vez que nos cruzamos por ahí
estás enamorado de otro

como la noche en que cogimos
por primera vez y me dijiste:

"para mí sos Leonardo, ese es tu nombre
porque el primer pibe que amé
se llamaba así: Leo
yo tendría seis años el tendría dieciocho
era mi vecino y no había momento más feliz
como el momento
en que pasaban a buscarme con su novia
y él me decía ´¿subís campeón?´
y me llevaban a dar una vuelta en coche
y yo sentado en la parte de atrás
sentía que los amaba a los dos
pero más a él"

0 comentarios:

en sueños venís a visitarme y bendito yo soy entre todos mis deseos pero en lugar de un lirio blanco traes merca y el misterio...

gracia plena

en sueños
venís a visitarme
y bendito yo soy entre todos mis deseos

pero en lugar de un lirio blanco
traes merca

y el misterio para mí se devela
cuando pasando frente al ventanal
tu silueta de sombras
me interroga al trasluz
con la curvatura destacada de tu miembro

0 comentarios:

hace un rato terminamos y acostado junto a mí contás que tuviste que acercarte al cajón para verle la cara a tu amigo muerto ...

sólo un garche


hace un rato terminamos
y acostado junto a mí contás
que tuviste que acercarte al cajón
para verle la cara a tu amigo muerto
que fuiste el único que se animó
que nadie quería hacerlo
dijiste
“él estaba en la misma postura en que estás vos”
y que sólo se veía la mitad de su cara toda hinchada

te acaricio el rostro y me contás
que unos días antes habías charlado con tu amigo
y que se habían cagado de la risa

pienso que la muerte apareció
como aparecés vos en mi vida
sin previo aviso
dispuesto al fugaz feroz casi anónimo placer

que nos brindamos

2 comentarios:

a Rocío Macarena acompañándo a una amiga hasta su casa fuimos sorprendidos por el Amor que bajo la forma de un chorrito paquero ...

de vez en cuando mamá pierde la consciencia


a Rocío Macarena

acompañándo a una amiga hasta su casa
fuimos sorprendidos por el Amor
que bajo la forma de un chorrito paquero
nos pidió unas moneditas para la cerveza

yo
casi sin mirarlo
le dije que no
que mi ética de progre bien pensante
no me permite darle monedas
 al primer amor perdido
que salga a cortarme el paso

pero mi amiga
una romántica impenitente
abriendo su monedero
buscó con ahínco dentro de él
y le entregó al amoroso falopero
una limosna para calmar la sed

entonces el Amor
ya con la monedita en su mano
mirándome ceñúdamente me dijo:
"¡¿eh gato y vos
por qué no me das nada?!
o te mantiene tu mujer,
puto?!"
y sin mediar más palabras
me dio un buen bife

que el Amor te golpee
no es poca cosa
pero que el Amor te golpee tres veces
y que te humille para recordarte todo tu egoísmo
y tus faltas hacia él
es toda una lección de vida

creo que el primer sopapo me lo dio por mi cobardía
al no querer mirarlo
mirar de frente al Amor no es para cualquiera
ahora lo sé

el segundo golpe fue en pago a mi mezquindad
si el Amor te pide un pesito para la birra
tenés que dárselo
como tenés que entregarle todo lo que te pida
siempre
acá y en la china

pero el último bife
el que más me dolió
el que me dejó lúcido
ese vino como una pura y simple
demostración de cariño


2 comentarios:

a Jennifer a María de los Ángeles Tenías dieciocho años, mamá como Alex Alexandra y la clave estaba en bailar y lo sigue...

Donde la bailarina se convierte en el baile mismo


a Jennifer
a María de los Ángeles

Tenías dieciocho años, mamá
como Alex
Alexandra

y la clave estaba en bailar
y lo sigue estando
como está en los hombres
en eso nos parecemos
por atrapar la mirada del muchacho más lindo
somos capaces de cualquier cosa
hasta de ser desnudas bailarinas de pole dance
moviendo nuestros cuerpos
al ritmo de una fábrica metalúrgica

para mí siempre serás
esa Gloria de perfecta permanente despeinada
de malla enteriza negra y polainas
que llevaba el grabador doble casetera
al comedor de nuestra casa a medio construir
con sus paredes mal revocadas
que dejaban ver los ladrillos rojos
como el corazón enamorado
deja ver sus heridas pasadas y futuras
sin sentir vergüenza

y cuando la música nos daba vida
vos sólo bailabas para mí

estabas cansada, mamá, de vivir en el lado
en el que las chicas buenas se vuelven respetables
a fuerza de telenovelas y calles de tierra
el barrio de las chicas malas
siempre promete más diversión

¿pero qué ibas a hacer conmigo
con tu único espectador
al que llevabas de la mano
y con el que compartías
los secretos de tus conquistas?

y por supuesto que cada tanto salías
con alguno de tus novios
pero siempre regresabas


hasta que una noche lluviosa
no regresaste más.

                            Quizá ahí me di cuenta por primera vez
que como el camino de barro
el amor nunca es confiable
y por más que elijamos con ojo certero
el lugar donde daremos el siguiente paso
para mantenernos limpios
terminaremos sucios

quizá decidí que esa sería
la primera y la última vez que una florida bailarina
me iba a dejar mirando
solo el escenario

comenzaste la pelea de tu vida
bailando durante varios años
en la zona peligrosa

te olvidaste de éste tu primer admirador
pero ¿qué te importaba?
cada caricia cada beso cada suspiro
eran tuyos

eras un cuchillo filoso
y atravesabas la noche
como los patines para el hielo
dejando una marca
que se parece a una herida
imposible de cicatrizar.

Ahora que estamos sobre el escenario los dos
entiendo
que cada vez que la música suena
y las piernas comienzan a moverse
y nuestras permanentes se llenan de ritmo
lo único importante es
esa canción pop
alegremente triste

ahora comprendo, mamá
que ya no necesitamos vendarnos el empeine del pie
para que el amor no nos lastime
porque la vida sucede
cuando nos dejamos llevar por la música
que la púa hace brotar del surco del vinilo

ahora comprendo, mamá
que somos flores que nacen de ese surco
y que cuando nos olvidamos de nuestros sueños
morimos.

¡Que sensación plena la de la música!
¡Bailemos! ¡Bailemos!




• Alexandra “Alex” Owens (Jennifer Beals) es la protagonista de la película Flashdance (1983). Alex es una chica que sueña con llegar a ser una bailarina profesional. Para financiar su vida y sus sueños trabaja como soldadora en una fábrica metalúrgica durante el día, y de noche baila en un bar cabaret. Su jefe es Nick Hurley (Michael Nouri), quien no conoce a Alex personalmente. Pero una noche la ve danzar en el cabaret y se enamora de ella.






0 comentarios: