"¿te acordás de tus abuelas? ellas fueron las obreras más reales las primeras trabajadoras que conociste la Chicha y sus histo...

"¿te acordás de tus abuelas?..."

"¿te acordás de tus abuelas?
ellas fueron las obreras más reales
las primeras trabajadoras
que conociste
la Chicha y sus historias de cuando entró
a trabajar en una fábrica de medias
a los diez años
y de la vez que se hizo pis encima
porque no se animó a pedir permiso
para ir al baño
¿te acordás de las manos de tu abuela María
y de ese olor que siempre las adornaba
una mezcla de comidas
y lavandina
que para vos era
el aroma más lindo que podías pedir?"

asi me habla al oído y me dice
la Ternura
cuando voy muy temprano
por la mañana en el invierno
al colegio a dar mis clases
en esos colectivos penumbrosos
cálidos de aire enrarecido
y veo a los obreros durmiendo
y a las muchachas de limpieza por hora
cabeceando duermevela
mezquinándole sueños al trabajo

la Ternura me habla y me habla
y casi me convence
para que le acomode el pelo
a ese muchacho grandote
de ropa manchada con cal
que sueña en el asiento largo de atrás

la Ternura me habla y me habla
y me señala a esas muchachas jóvenes
de pelo renegrido
que ya tienen las manos de mi abuela María
y que viajan aferradas
a sus carteras baratas        ricas en ilusiones,
me las señala y me dice:

"deciles que son hermosas"

pero no me animo
y le digo a la Ternura:

"Ternura
vos estás loca
no me traigas problemas"

entonces la Ternura
me mira un poco desilusionada
encara para la puerta del medio del colectivo
y se baja
una parada antes que yo

el viaje
llega a buen termino

el albañil llega al trabajo
la muchacha baja del colectivo
llega a la casa por limpiar
yo llego al colegio
comienzo con mis clases
y así
de la casa al trabajo y del trabajo a la casa
sin demoras
sin confusiones


0 comentarios:

soy profesor de lengua y literatura en colegios del conurbano no tengo automóvil y por eso mi vida se desplaza de colectivo...

soy profesor de lengua y literatura

soy profesor de lengua
y literatura
en colegios del conurbano



no tengo automóvil
y por eso mi vida se desplaza
de colectivo a tren de tren a colectivo
de espera en espera


y hay días más diáfanos que otros
en que una clara lucidez
me permite ver


por ejemplo a ese nene
que aupado por su mamá
en la parada del colectivo
la observa fascinado
le acaricia el pelo
la besa y la mira

ella le sonríe
mirándolo bien de cerca
se pone bizca
le da muchos besos

o veo por ejemplo
a esos dos pibes
con esa delgadez fibrosa
tan propia
de la rutina laboral

esos pibes
que esperan el tren
en Los Polvorines
y conversan con el lenguaje
de los sordomudos
ese idioma de señas
que hace que se miren fijo
se sonrían mutuamente

el nene
la mamá
los muchachos
prescinden
de las palabras
habladas o escritas
de su sonido engañoso
de su sentido taimado

trabajo
de profesor de lengua
y literatura
en colegios del conurbano
y a veces me siento

ruidosamente silencioso

0 comentarios:

Llorás por los cachorros que encontramos tirados en la plazoleta detrás del alto avellaneda. Llorás por los cachorros y también q...

“Po jagua ha peteï jagua cuña” (Cinco perros y una perra)

Llorás por los cachorros
que encontramos tirados
en la plazoleta detrás del alto avellaneda.

Llorás por los cachorros
y también quizá   llorás por vos
por tus hermanos
que fueron cachorros tirados
por tu mamá perra
porque se vino a trabajar cama adentro
a esta gran ciudad kurepi.

Pero a diferencia de estos perros
que juegan a nuestros pies
y recelan de nuestra presencia

los imagino a ustedes    paraguayos
perros
de esta perra vida sudamericana
unidos por el mismo olor
que le sirvió a la perra que los parió
para retenerlos junto a ella
a pesar de cualquier distancia

le sirvió guardar ese olor a ella
cuero adentro
mientras limpiaba lavaba fregaba cocinaba

le sirvió guardar ese olor
como guardaría en un sobrecito
el peso a peso argentino
mientras soñaba como perra
seguir el rastro de sus po jagua.

Y pasado un tiempo
en que cada año fueron siete años
seguramente
le sirvió guardar ese olor
para rastrearlos
hasta encontrarlos
en las distintas casas
de tías vecinas amigas    perras
paraguayas
en esas casas que eran la diáspora
de su corazón de perra partida.

Y al encontrarlos
seguro
los tomó suavemente
con su boca
del pellejo arriba del cogote
los trajo
una a uno a uno a uno a uno
y los puso en montoncito
acá
en Villa Trankila
junto a ella.

La veo    la imagino
que comienza a olerlos
a lamerlos a morderlos
syi asy
acá
en su ranchito villero
sintiendo que se atenúa solo un poco

el aullido que no cesará nunca.

0 comentarios:

Sé que estarás de vuelta Cuando tus días y tus noches se sientan un poco más frías. Sé que estarás de vuelta muy pronto. Oh amor crée...

“Oh baby, creeme, es sólo cuestión de tiempo”

Sé que estarás de vuelta
Cuando tus días y tus noches se sientan un poco más frías.
Sé que estarás de vuelta muy pronto.
Oh amor créeme, es sólo cuestión de tiempo.

Always Be My Baby, Mariah Carey 

No te equivoques
soy un cosechero multicolor
no un viejo verde

mientras camino
por Los Polvorines
una alegría arcoíris
de ver a tantos hombres
muchachos pibes
en shores de colores
rojo verde amarillo
rosa naranja
verde clarito
floreadamente plenos

libres

una alegría que tengo
acá en mi pecho
profunda profunda
hace que les sonría
y les guiñe un ojo cómplice
y les diga:

muchachito
pibe hermoso
hombre bendito    yo soy el campo propicio
para tu colorida siembra.

0 comentarios:

mi menarâ vive en una villa atravesada por dos vías férreas como a mi alma que la atraviesan distintos deseos. cuando yo era pi...

menarâ quiere decir “novio”

mi menarâ vive en una villa
atravesada por dos vías férreas
como a mi alma
que la atraviesan
distintos deseos.

cuando yo era pibe vivía
a una cuadra exacta del ferrocarril Belgrano Sur
y veía pasar al tren
repleto de changarines obreros y doñas
que venían del mercado central
cargados de frutas verduras legumbres
colores y cansancios

veía pasar al tren
con muchachos
de torso desnudo
sentados en el techo de los vagones
los días de calor infernal
y locomotoras descompuestas.

ahora que soy un hombre
que en su pecho
refugia al mismo pibe
vivo justo frente
a la estación de Munro
del ferrocarril Belgrano Norte

y observo desde mi balcón
a una familia
que se muda en tren
del barrio al barrio siguiente,
a la próxima estación,
y mueble a mueble
tren a tren
van apocadamente
mudando sus vidas
de camas de madera pino sin barniz
sillas de distintos colores y formas
alegrías prepotentes
que sólo buscan
su lugar bajo el mismo sol
que a todos nos ilumina

en este poema aparecen
tres ferrocarriles
como el que me despertó
la otra noche,
la primera noche que dormí
en la Villa Trankila en la cama
de mi paraguayo
ojehayhúva,
y la locomotora me dijo
al pasar junto al ranchito
con su voz de dragón
sonora profunda:

"No importa dónde te lleve el camino
Javier

lo importante es quién te acompaña"

0 comentarios: